Realizarán estudios para restaurar el manglar de Punta Tuna

El Dr. Ernesto Díaz , director de la Oficina de Manejo de Costas y Cambios Climaticos del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) anunció que se esta trabajando un proyecto para ayudar a la recuperación y restauración del manglar de la Reserva Natural Humedal Punta de Maunabo (RNHPT) que sufrió severos daños a causa del paso del huracán María.

“Se han adjudicado la cantidad de 100 mil doláres de fondos federales que estarán disponibles a partir del 1 de octubre de 2020 para realizar un estudio que analizará el balance hidrológico e hidraulico del área y una agrimensura detallada que determinara los pasos a seguir en el plan de restauración del humedal” dijo Díaz, durante una visita que realizó a la RNHPT.

En la visita se reunió con el biólogo Humberto Figueroa, oficial de manejo de la RNHPT, el Dr. Pedro Manuel Torres Morales, presidente del Comité Pro Desarrollo de Maunabo, que mantiene un acuerdo de comanejo de la Reserva con el DRNA y las doctoras Elsie Rivera Ocasio y Concepción Rodríguez Fourquet, catedraticas de la Universidad de Puerto Rico de Bayamón. Además estuvo presente Carlos J. Cruz Quiñones de la organización Protectores de Cuencas.

Díaz informó que se estara preparando otra propuesta a nivel federal para identificar como se estara restaurando, si habra que remover vegetación, arboles secos, si hay que dejar algunos de los que ya han convertido el lugar en su habitat o si su remocion pudiera afectar los niveles o producir algun tipo de subducción del área.

Explicó que por esa razón se ha convocado al Comité Pro Desarrollo de Maunabo y las profesoras de la UPR, las doctoras Rivera Ocasio y Rodríguez Fourquet, quienes en los pasados años han estado realizando estudios cientificios en la RNHPT, para escuchar su opinión y recomendaciones sobre las planes que se van a desarrollar para restaurar el manglar.

EL HURACAN MARIA PRACTICAMENTE CAUSO LA MUERTE DEL MANGLAR DE PUNTA TUNA

Diaz expresó que sobre los daños que sufrió el área del manglar es que inmediatamente despues del huracán la cantidad de agua acumulada producto de la marejada ciclónica y el fuerte oleaje sobre 30 pies y una marejada ciclonica que llego sobre 6 pies , y altos niveles de agua entrando al humedal, más la cantidad de lluvia impidieron que muchas especies pudieran intercambiar gases y murieron por ahogamiento.

Añadió que otras especies, debido a los fuertes vientos cayeron y sus raices quedaron fuera del terreno y no tuvieron la capacidad de recuperarse.

“ Tenemos en Punta Tuna una mortandad de cerca de un 99 % y solo en el canal mareal hay algunas especies, como el mangle blanco que se mantuvieron viva, pero definitivamente sufrieron un impacto tremendo, lo cual se documento junto a colaboradores de la Universidad de Puerto Rico en Mayaguez y otros consultores que habian trabajado antes en la RNHPT.

Explicó que otros humedales de Puerto Rico que tambien tuvieron fuertes impactos lo fueron, el de Patillas y Ceiba.

Pero uno de los manglares que tuvo un fuerte impacto en su mortandad como el de Maunabo, fue Jobos en Isabela” dijo Díaz.

COINCIDE CON DIAZ SOBRE EL DAÑO DE MARIA A PUNTA TUNA

Por su parte la Dra. Elsie Rivera Ocasio, catedratica asociada de la Universidad de Puerto Rico en Bayamón conincidio con Diaz en que el huracán Maria afecto fuertemente el manglar de la RNHPT de Maunabo, causando practicamente la mortalidad de las especies de mangles, donde solamente sobrevivieron algunos arboles de mangle blanco.

Explicó que esto que ocurrió en Maunabo fue un efecto general en las costas de Puerto Rico, donde se puede observar en el manglar de Patillas, una mortalidad similar, al igual que en el area de Ceiba, cerca de Piñones , en el area norte de Puerto Rico, en el manglar de la Playa de Jobos en Isabela, que fue muy similar a lo que ocurrió en Maunabo, donde sobre el 90 % de los arboles murieron.

Añadio que lo ocurrido es el efecto combinado de los fuertes vientos y de la gran inundación a nivel de la costa que causaron las fuertes marejadas del huracán María. (20.septiembre 2017).

Señaló la Dra. Rivera Ocasio que restaurar estos ecosistema conlleva varias fases, donde se debe verificar que el movimiento de aguas se restituya a condiciones parecidas a antes del huracán.

“Una vez que los movimientos de aguas se restituyan ahí es que hay que considerar si se puede abrir para que llegue de manera natural los propágulos de manglar o si es necesario de alguna manera la intervención humana en las areas de restauracion” dijo la Dra. Rivera Ocasio.

Destacó que “es importante evaluar cuales son los sitios propicios y las condiciones de suelos que necesitan los manglares para poderse regenerar”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *