Incierto futuro del histórico Faro Punta Tuna de Maunabo

¿Ha visitado recientemente el Faro Punta Tuna de Maunabo? Pues sepa que las históricas instalaciones e ícono del pueblo jueyero está en peligro.

En una visita realizada por LA ESQUINA a las instalaciones, se pudo constatar que el Faro está deteriorado, lleno de comején, agua en su interior, producto de las filtraciones, cristales rotos y sus mágicos cristales de luz ausentes, víctimas del azote de un inclemente huracán llamado María que entró por aquí hace dos años.

“Muchas personas no tienen conciencia del valor histórico del Faro, que data de 1892. Es un patrimonio histórico cobijado tanto por las leyes de Puerto Rico como de Estados Unidos que está a la espera de atención”, comenzó explicando Wanda Marín, presidenta del Centro Cultural de Maunabo.

“El Faro tiene puertas, ventanas y cerraduras dañadas. En el Centro Cultural se hizo la gestión para que se evaluara la estructura y sus daños. Ellos se reunieron con la Administración Municipal para esos fines porque las facilidades pertenecen al Municipio. Se nos informó que aún esperan por el desembolso del dinero para  arreglar las facilidades”, indicó. EL alcalde de Maunabo, Jorge Márquez Pérez, dijo estar a la espera de que la agencia federal FEMA, envíe a principios de año, la primera parte de los fondos asignados para arreglar la estructura.

“Hay unos proyectos especiales, dentro de las propiedades reclamadas a FEMA, que van a comenzar en enero. Todas las propiedades que tuvieron daños menores a 123 mil dólares, le serán desembolsados el 80% del costo. Ahí entra el Faro, Coliseo, Anexo Casa Alcaldía y otras más, que comenzarán a principio de año”, indicó el Primer Ejecutivo.

Pero, el legislador municipal por el Partido Independentista Puertorriqueño, Nelson “Papo” Vázquez, denunció, que hace mucho tiempo, se debió corregir varios daños de la estructura para que no llegara al deterioro en que se encuentra hoy.

“A lo que el dinero llega y se resuelve ese asunto, se debe bregar con el comején, filtración de agua y otras cosas más que si siguen sin corregir, van a llevar a la debacle las históricas facilidades”, denunció.

El Faro Punta Tuna fue una de las últimas edificaciones hechas por el Gobierno Español, durante su dominio en la Isla y sirvió como orientador a barcos que transitaban por la zona, para así dar conocer la cercanía de las costas que alumbraba.

LA ESQUINA fue testigo de la llegada de personas que buscaban conocer o, simplemente, darse una vueltita por el emblemático Faro. Aún quedan cosas allí que nadie podrá dañar o que bien podrán quedar sin mantenimiento para la posteridad. Esas son las hermosas vistas al Mar Caribe, la famosa Playa Larga y su Humedal, la Playa los Bohíos, Playa California y la imponente Cordillera Central que finaliza con su Sierra Guardarraya que delimita, territorialmente, en su Mala Pascua con Patillas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *