Quedan cerca de 300 semáforos por energizar

A 10 meses del paso de los huracanes Irma y María, de las 1,210 intersecciones con semáforos alrededor de toda la Isla aún queda aproximadamente 300 pendientes de energizar. Estas estadísticas son ofrecidas 15 días después de que comenzara la temporada de huracanes 2018.

Luego del paso del huracán María gran parte del retraso en la reparación de los semáforos se debió a la falta de servicio eléctrico y a que la mayoría de los materiales almacenados se utilizaron tras el paso de Irma. A esto se suma, que empresas contratadas por el Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), que reparan los semáforos, están en espera de culminar el proceso de compra con unos suplidores en Estados Unidos compitiendo así con estados que también sufrieron los embates de la madre naturaleza.

Así lo revelaron hoy en una vista pública de la Comisión de Seguridad Pública del Senado -que preside el senador Henry Neumann Zayas- personal de DTOP y de la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT). En la audiencia  se evaluó la Resolución del Senado 708 que ordena a la Cámara Alta investigar la respuesta gubernamental  posterior al paso de Irma y María y cuáles son las acciones que las agencias están tomando para este año.

 “Hoy, que vamos a cumplir 10 meses después de María, todavía hay intersecciones de importancia que todavía están a merced de la paciencia y el poder organizativo de los ciudadanos  para evitar tragedias en las esquinas”, opinó el senador por el Distrito de San Juan. 

En torno al almacenamiento de materiales el director ejecutivo de DTOP, Emilio Garay, explicó que el material de mantenimiento que tenían en inventario (cara de semáforos y ciertos componentes eléctricos) fue utilizado de manera inmediata. “El inventario limitado que teníamos lo perdimos luego de María”, dijo.

El secretario de DTOP, Carlos Contreras Aponte, argumentó en una ponencia escrita que por la magnitud de los daños causados por estos eventos atmosféricos la agencia se vio en la obligación de establecer prioridades tomando en consideración que la red vial se divide en carreteras primarias, secundarias y terciarias.

DTOP realizó evaluaciones “detalladas” de los daños en cada intersección clasificándolos en dos tipos de reparaciones: emergencias y permanentes. Las reparaciones de emergencia se componen del reemplazo de componentes “estrictamente necesarios” para que las  intersecciones operen garantizando el tránsito esencial.  Mientras, que con las reparaciones permanentes se podrán reparar elementos de comunicación, Sistemas de Transportación Inteligentes (ITS, por sus siglas en inglés) y los postes de acero galvanizado. Ambos tipos de reparaciones son pagadas en su totalidad con fondos federales.

En cuanto al estatus de la rotulación la agencia está desarrollando varios proyectos de diseño para reparar o reinstalar la rotulación afectada. Según indicó el secretario, dependiendo de la carretera en que se encuentre la rotulación, está puede ser financiada con fondos de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias federal (FEMA, por sus siglas en inglés) o la Administración Federal de Carreteras (FHWA, por sus siglas en inglés).

Leave a Reply

Your email address will not be published.