Sin centro de votación los residentes del barrio Calzada en Maunabo

Una pugna entre el alcalde Jorge Márquez Pérez y la Asociación de Agricultores de este pueblo mantiene en el vilo dónde votarán los residentes de este barrio.

La situación se da luego que los agricultores denunciaran a LA ESQUINA que la Administración Municipal de Maunabo quiere quitarles estas facilidades, las que el gremio desea convertir en un centro de acopio para su matrícula.

“Nosotros tenemos un contrato para el uso de esas facilidades”, dijo Solano Burgos, presidente de los agricultores maunabeños.

“Hemos pedido que el contrato de uso se nos dé por 5 años, porque tenemos varias instituciones sin fines de lucro que aprobaron unos fondos para hacer nuestro centro de acopio. Llevamos tres años en esta lucha para lograr obtener ese contrato multianual, pero siempre encontramos un escollo en el camino. Si mantienen el contrato por un año, no darán el dinero para el proyecto. Ni tan siquiera estamos pidiendo dinero al Municipio. Queremos que se enmiende el contrato y ya”, explicó Burgos.

LA ESQUINA supo que el contrato de uno que tiene la Asociación de Agricultores venció el pasado mes de marzo. Según Solano Burgos, el contrato se mantiene vigente por Orden Ejecutiva, porque “la pandemia del Covid-19 paralizó las renovaciones y todo contrato en curso queda renovado automáticamente. Nosotros hemos pagado los seguros y queremos desarrollar nuestro centro aquí. Esta escuela estaba abandonada y nosotros la queremos rescatar para crear empleos para la comunidad. Venimos de perder millones de dólares por el huracán María, la sequía, la Sigatoka Negra y luego la tormenta Isaías. Por tanto, nuestra Junta de Directores, aprobó una manifestación el próximo 22 de octubre, frente a la alcaldía de Maunabo. Allí nos dejaremos sentir si es que insisten en dejarnos sin nuestro proyecto y sin ninguna alternativa para poder lograrlo”, indicó.

Pugna por quién arreglará la escuela para las elecciones generales

Le incertidumbre de dónde van a votar los residentes de Calzada crece más a medida que se acerca la fecha para ejercer el sufragio del próximo 3 de noviembre. La Comisión Estatal de Elecciones (CEE) tiene 2 salones de colegio regular y uno de añadido a mano asignado

en esas facilidades para el evento. En las pasadas elecciones del 2016, en la Escuela de Calzada, ahora nombrada en la CEE como Centro de Votación, votaron 586 electores. Durante el pasado evento de primarias celebradas en agosto, los residentes utilizaron el Centro Comunal de su barrio, en el que antes operaba un Head Start y donde votaron 175 electores.

“A nosotros nos vandalizaron la escuela. El tribunal dictaminó que los responsables del vandalismo nos tenían que dar mil dólares. Esos mil dólares se quedan cortos para arreglar las 19 ventanas que dañaron. Nosotros la vamos a arreglar, pero debemos tener la garantía que la escuela continuará siendo nuestra. Apenas la semana pasada nos enteramos de este asunto. Deben usar el Centro Comunal nuevamente, como se hizo en las pasadas primarias”, indicó Burgos.

“Si nosotros arreglamos la escuela, pues su uso debe pasar a nosotros”

Con esas palabras, el alcalde de Maunabo puntualizó que la Escuela de Calzada debe ser el centro de votación de los residentes de este barrio. Según el Primer Ejecutivo municipal, lo que busca su administración es que se garantice que la escuela esté lista para el próximo 3 de noviembre.

“Eso es un bochinche lo que hay ahí. Nosotros solo queremos que arreglen la escuela para que se use como centro de votación. Ahora, si es el municipio quien lo tiene que arreglar, pues debe ser el municipio el que tenga su uso. Si los agricultores tienen presupuesto,quelaarreglen. Pero llevan tiempo allí, no tienen servicio de agua ni de luz y tampoco tienen un plan de desarrollo para el lugar. Si ellos arreglan la escuela para las elecciones, pues que se queden con ella. No tengo problemas. Si nosotros cogemos la escuela, tampoco tengo problemas con darle a ellos (Asociación de Agricultores) los dos salones que quieren”, indicó Márquez Pérez.

Al cierre de esta edición, aún no hay un plan que defina, si en efecto, la antigua escuela será el centro de votación o si se usará el Centro Comunal para que ejerzan el sufragio. Si los agricultores arreglan la escuela, quieren la garantía de que serán para ellos las facilidades por los 5 años que piden y si el municipio la arregla, piden también ser ellos los que administren el lugar. Hasta ahora, no hay acuerdo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *