Todavía faltan siete años para cierre de la planta de carbón en Guayama

La espera es larga para las comunidades aledañas a la planta de carbón AES en Guayama y los pueblos limítrofes. Será en el año 2027 cuando la compañía deje de producir energía mediante la quema de carbón, según estableció la resolución final del Negociado de Energía de la Junta Reglamentadora de Servicio Público de Puerto Rico sobre el Plan Integrado de Recursos (PIR) de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

El PIR Modificado establece los recursos necesarios para suplir la demanda energética durante los próximos veinte años, mientras que el Plan de Acción Modificado establece las acciones específicas que la AEE debe tomar durante los primeros cinco años de ese término.

El PIR Modificado y el Plan de Acción Modificado cambian el paradigma actual de generación de energía centralizada a base de combustibles fósiles y lo encamina a un modelo de generación a base de recursos renovables, que incluye el desarrollo acelerado de programas de eficiencia energética y respuesta a la demanda, según lo exige la Ley de Política Pública Energética de Puerto Rico.
Lydia Diaz, del Comité Yabucoeño Pro-Calidad de Vida, que pertenece a la Alianza

Energía Renovable Ahora (AERA), expresó su inconformidad por la espera de siete años para el cierre de la planta generatriz.

“No estamos de acuerdo que continúe funcionando esa carbonera. Le han hecho mucho daño a las comunidades que están bien afectadas. Es bien decepcionante”, estableció Díaz en entrevista con LA ESQUINA.

La líder ambientalista recordó que AES ha sido responsable de la contaminación del agua y el aire de la región sur.

“Esto es un abuso. Es tan sencillo poner placas solares en los techos para generar energía”, sugirió.

Según detalla el propio PIR, la compañía AES contempla hacer la transición de carbón a gas natural a partir del año 2027.

Díaz adelantó que los grupos ambientalistas se opondrán a dicha propuesta.

El PIR Modificado ordena el desarrollo agresivo de sistemas de generación renovable, principalmente sistemas de generación fotovoltaica, mientras establece la ruta para el retiro de las unidades generatrices a base de derivados de petróleo, de gas natural y de carbón.Uno de los elementos principales del Plan de Acción Modificado es el desarrollo de al menos 3,500 MW, hasta un máximo de 3,900 MW, de recursos de generación solar fotovoltaica, así como el desarrollo de al menos 1,360 MW, hasta un máximo de 1,480 MW, de sistemas de baterías a gran escala, para el año 2025.

Al mismo tiempo, el Plan de Acción Modificado ordena el retiro dentro de los próximos cinco años de las unidades de vapor de la AEE, incluyendo las unidades localizadas Aguirre, San Juan (con la excepción de las unidades 5 & 6), Palo Seco y Costa Sur.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *