Comisionado Electoral del PIP pide renuncia del Presidente de la CEE

“Ante el vergonzoso fracaso histórico del proceso primarista que se celebra hoy, el Presidente de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) demostró no tener la capacidad ni las herramientas necesarias para dirigir un evento tan complejo y de la envergadura de las Elecciones Generales en noviembre. Por el bien del proceso electoral y para garantizar unos resultados confiables en las elecciones generales, el Presidente de la CEE tiene que salir”. Así lo exigió hoy el Comisionado Electoral del Partido Independentista Puertorriqueño, Roberto Iván Aponte Berríos.


Tras puntualizar que ante el desastre que con asombro y estupor el país ve del proceso primarista, el Comisionado Electoral pipiolo anunció que le retira su confianza al juez Dávila y le exigió su renuncia.”Durante meses estuve anticipando y le advertí al Presidente de la Comisión sobre la necesidad de dar pasos para evitar lo que hoy ve con asombro el pueblo puertorriqueño, un evento primarista caótico, cuyos resultados no gozarán de la confianza de país, particularmente de quienes participaron del evento.  El Presidente decidió no escuchar mis planteamiento y optó por administrar de forma unilateral todo el proceso primarista”, sentenció el líder independentista.


Aponte Berríos condenó el que la Comisión en pleno no se haya reunido por varias semanas y el que el componente electoral nunca se reuniera. “Este dato lo que demuestra es que el Presidente de la Comisión, más allá de los retos que enfrenta la agencia en términos presupuestarios, no tuvo la capacidad de ejercer su función como garante institucional del interés público. El Presidente de la CEE ha demostrado no tener las destrezas para poder encaminar un asunto tan vital e importante como los es el proceso electoral. El juez Dávila fracasó en su función de administrar de manera confiable el proceso electoral.  Reitero mi llamado al juez Dávila a que dimita a su puesto.  No debe continuar a cargo de la institución electoral, camino a una elección general que ya sufre de una mancha grave de credibilidad, por la reforma electoral aprobada por el PNP, y por el fracaso estrepitoso que hoy ha sufrido el proceso primarista en Puerto Rico. Quien no puedo con lo poco, no podrá con lo mucho”, concluyó Roberto Iván Aponte.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *