Expresidente de la Asociación de Alcaldes tilda de hipócrita a la Junta de Control Fiscal en contra de los camioneros

El pasado presidente de la Asociación de Alcaldes y ex alcalde de San Lorenzo, José R. “Joe” Román Abreu, catalogó como hipócrita la posición de la Junta de Control Fiscal al justificar su defensa de los grandes intereses económicos del país retrasando innecesariamente la puesta en vigor de las tarifas que el Negociado de Transportación y otros Servicios Públicos (NTSP) aprobó a los camioneros el pasado mes de diciembre de 2020.

“La Junta pretende justificar su acción contra los camioneros señalando que un aumento del costo de la transportación terrestre puede afectar adversamente la recuperación económica de Puerto Rico, sin embargo, la Junta no ha dicho lo mismo, ni ha movido un dedo, cuando aquí se aumentó recientemente el costo de la energía eléctrica. Tampoco dijo una palabra cuando se aumentó la factura de la Autoridad de Acueductos. De igual manera, hay que preguntarse dónde ha estado la Junta de Control Fiscal ante el aumento desmedido del precio de los alimentos en los supermercados.

En cada uno de estos aumentos, que ciertamente alteran el presupuesto de todos los ciudadanos del país y por lógica elemental del Gobierno, la Junta se ha mantenido al margen de estos. Su silencio es más que elocuente porque nos dice con meridiana claridad del lado de quien está este organismo y el gobierno que respalda sus acciones. Dichos aumentos aseguran el pago de los bonistas, mantienen las expectativas de ganancias de LUMA Energy y llenan los bolsillos de las megatiendas”, precisó Román Abreu.

Según el ex alcalde de San Lorenzo, que en un momento integró la matrícula de los camioneros del país, no hay que emprenderla contra los cientos de jefes de familia que han venido operando sus camiones por los pasados quince años asumiendo el aumento en el costo de los vehículos, el combustible, las piezas de repuesto y los neumáticos por los pasados 15 años, sin ver un ajuste apropiado en sus tarifas.

“El país también tiene que preguntarle a la Junta por qué no se expresó cuando se aprobó la fusión de las empresas de carga marítima Ayala Colón y Tote Maritime para la creación de la Puerto Rico Terminals. Esta fusión, junto a Crowley, representó el control del 80% del muelle de San Juan y el potencial de aumentos en los precios de los servicios de transporte marítimo. Sin embargo, una vez más, ante las acciones de los grandes intereses económicos, la Junta de Control Fiscal, guardó distancia y silencio de la transacción”, recordó el ex presidente de la Asociación de Alcaldes.

Para Román Abreu, el pueblo de Puerto Rico y los camioneros no tienen que sufrir las caprichosas y tendenciosas acciones de la Junta que, lamentablemente, también respalda el Gobierno de Pedro Pierluisi Urrutia. “Es hora de que la Junta deponga su actitud, se le haga justicia a este grupo de trabajadores y el país deje de sufrir por las caprichosas actuaciones de este organismo”, concluyó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *